Acompañados del escritor y periodista Carlos Mesa, guía de esta ruta, y autor del libro “Las sociedades secretas de Rennes-le-Château” de Ediciones Adalid, y que puedes adquirir en este enlace, si quieres que te lo firme en algún momento del viaje.

Un cúmulo de mentiras, rumores infundados, teorías sin evidencia, dimes y diretes. Un gigantesco castillo de naipes que acabó convirtiendo la curiosa y decadente historia de un párroco rural francés que se hizo rico en un mito moderno y en un lugar común del mundo del misterio.

El protagonista de esta historia fue François Bérenger Saunière, un cura rural nacido el 11 de abril de 1852 en Montazels –Alto Valle del Aude–, que, tras ser ordenado sacerdote en 1879 y ejercer en otras parroquias, fue nombrado párroco de Rennes-le-Château, una localidad de menos de cien habitantes situada a unos cinco km de su pueblo natal, el 22 de mayo de 1885. Diez días más tarde, con 33 años, Saunière llegó al pueblo en el que su vida cambiaría para siempre.

Lo que encontró no podía ser más desolador: una aldea moribunda, una casa parroquial en ruinas, y una iglesia, dedicada a santa María Magdalena, en estado lamentable. En las primeras noticias se afirmaba que había sido enviado por sus superiores a aquella aldea por su carácter levantisco.

Poco tiempo después comenzó con la restauración de la Iglesia de Santa María Magdalena. En junio de 1887 sustituyó el viejo altar gracias a un generoso donativo de Marie Cavailhé, una burguesa profundamente monárquica. Pero no fue por iniciativa propia: como casi todas las reformas, procedía de acuerdos tomados por sus antecesores en el cargo y por el Conseil de Fabrique, un consejo local dedicado a gestionar la economía de la iglesia. La importancia de esto es extrema: todas las obras que se hicieron en la iglesia fueron aprobadas por la Fabrique, que se hizo cargo de casi todos los gastos. Tras analizar las diferentes actas de este consejo, y las de algunas visitas episcopales, sabemos que la sustitución del altar se había aprobado en 1883, dos años antes de la llegada de Saunière. Además, el Conseil de Fabrique planteó una colecta en el pueblo para financiarlo y realizar más obras: la reparación de la bóveda, el enlucido del campanario, el ensanchamiento del rosetón y la instalación de nuevas vidrieras. Todas éstas serían a las que se dedicaría Saunière. Todo estaba planeado. Y casi nada lo pagó Saunière.

El cambio de altar fue el epicentro del mito, ya que siempre se ha considerado que la fortuna del sacerdote procedía de algo que había encontrado al levantar la losa del antiguo altar. El primero en afirmar esto fue Noël Corbu, un industrial que en los años cuarenta del siglo XX acabó comprando –más o menos– las propiedades del cura a Marie Dénarnaud, la criada de Saunière, que ella había heredado. Tras la muerte de ésta en 1953, Corbu decidió rentabilizar la inversión y montó un pequeño hotel familiar en la fastuosa casa señorial, la Villa Betania, que aquel cura rural se había construido en las inmediaciones de la iglesia, junto a la que construiría la Torre Magdala.

Pero el negocio no fue un éxito. Por aquella época, el turismo había decaído y no había nada que ofrecer. “O igual hay algo que puede incentivar al personal”, debió de pensar el hostelero. Estaba el misterio de la fortuna del cura. Y así comienza la búsqueda de un tesoro que nos conducirá hasta María Magdalena.

RECORRIDO DOMINGO 12 DE AGOSTO

  • 9:00 Punto de encuentro en hotel La Chaumière, de Quillan.
  • 10:00 Visita al pueblo de Rennes-le-Château, con conferencia en una explanada a cargo de Carlos Mesa, sobre los misterios de este pueblo. Tienes más información en este enlace de la Wikipedia
  • 11:00 Visita a la iglesia de Rennes-le-Château para conocer toda la simbología de la misma, su relación con María Magdalena, el conocimiento del demonio Asmodeo como pila de agua bendita, y su posible relación con la sociedad martinista.
  • 12:00 Visita al museo del pueblo, con acceso a la Torre Magdala, Villa Betania y sus jardines. Acceso al museo no incluido en el precio.
  • 13:30 Comida en restaurante Le Jardins de Marie, con mesa reservada exclusivamente para nuestro grupo. A cargo de cada comensal.
  • 15:00 Visita a los baños termales salvajes (traéte bañador, pues el agua es caliente) de Renne-les-Bains.
  • 17:00 Visita a la zona donde se encuentra el extraño Sillón del Diablo, en una zona iniciática de Renne-le-Bains.
  • 18:30 Visita exterior a la tumba de Pontils, la extraña tumba que aparece en el cuadro “Los pastores en la arcadia” de Nicolás Poussin y que el mito moderno atribuyó como lugar de enterramiento de María Magdalena.
  • 19:00 Fin de la ruta.

Ruta Rennes-le-Château 12 de agosto

40por persona
40por persona
  • Domingo 12 de agosto.
  • Si quieres regalar esta ruta a tu pareja, familiares o amigos, pulsa en REGALAR y envíales desde nuestro sistema la reserva, sin que estos puedan ver el precio de compra. La fecha y hora la reservará la persona que recibe el regalo mediante un código personalizado para ésta.
Núm. Máx. Asistentes
20
Precio
40€
Días
Domingo 12 de agosto 2018
Duración
Todo el día
Difficultad de esta ruta
Bloodline, el linaje prohibido. Documental sobre Rennes-le-Château.