Conferencia Los Monuments Men, los nazis y Francesc Cambó

A cargo de Carlos Mesa

sábado 26 de octubre a las 10 horas

Los Monuments Men son un grupo de 350 hombres y mujeres de 13 nacionalidades  diversas, profesores, arquitectos, artistas, restauradores, que desde 1943 hasta 1951 lucharon contra los nazis para recuperar las obras robadas por Hitler y evitar la destrucción de obras de arte que no servían de exposición para el proyecto del gran museo Führermuseum, que pretendía construir en Austria. Quemó muchas obras de artistas como Picasso, Salvador Dalí, Paul Klee, entre otros, ya que odiaba el modernismo y la pintura abstracta, la calificaba como obscena, degenerada.

El presidente de Estados Unidos Franklin D. Roosevelt consideraba el arte y la cultura parte importante de la sociedad y creó el programa MFAA (Momuments, Fine Arts and Archives), integrado por estos hombres y mujeres que voluntariamente se ofrecieron para rescatar el patrimonio artístico europeo.

Tuvieron que recibir entrenamiento bélico, aunque nunca formaron parte de la milicia: su trabajo era más de inteligencia, política y estrategia para disuadir los bombarderos.

Lograron esquivar con gran destreza el decreto 1945 Neron de Hitler que condenaba a todas las obras de arte a la destrucción si él moría o si Alemania perdía la guerra. Apenas capturaban un edificio rico en obras de artes, los monuments men colgaban un cartel que decía “Off Limits, a todo el personal militar. Edificio histórico”.

Consiguieron rescatar el tesoro de Carlo Magno, toda la reserva áurea alemana, los tesoros del museo Karlsruhe, los féretros de Felipe II el grande, el rey de Prusia, obras de Monet, de Rubens, Van Gogh y Botticelli, entre muchas otras.

Pero sin duda el hallazgo más importante tuvo lugar en la minería de Altaussee, en Austria. Los nazis tenían escondidos en un complejo subterráneo de 138 túneles más de 6.500 objetos preciosos entre cuadros, estatuas, muebles, libros, monedas y joyas. Entre las obras maestras allí guardadas se encontraban la Virgen con el niño de Bruges, de Miguel Ángel, los paneles del Retablo de Gante de Jan Van Eyck, y El astrónomo de Vermeer.

En el exterior de la minería había 8 cajas con letras en alemán que decían: “Atención, mármol, manejar con cuidado”. Estas en realidad contenían bombas listas para hacerlas explotar según el decreto de la “operación Nerón”, que por suerte no fue ejecutado.

rutas Barcelona
U.S.National Archives

 

Aunque aún faltan valiosas piezas de renombrados artistas, siguen apareciendo a día de hoy algunas de estas obras, como las 1.500 que se encontraron en un apartamento de Múnich en 2013 escondidas por un anciano hijo de un marchante de arte de la segunda guerra mundial.

El presidente de la República Argentina Juan Domingo Perón firmaba la denegación de la petición, en 2018, de salida de una parte de la importantísima colección de pinturas que había sido propiedad del difunto industrial y político catalán Francesc Cambó (1876-1947) y que estaban distribuidas entre las que habían sido sus dos residencias en Buenos Aires (el piso de la Avenida Alvear, 4654, y la mansión “Mon Repòs”, en el distrito de San Miguel). Según el investigador argentino Rogelio García Lupo —en un artículo publicado en el diario Clarín—, aquella colección estaba formada por piezas de gran valor artístico, histórico y económico: nueve cuadros de Rubens, Tintoretto, Tiziano y Gainsborough que habían sido pintados entre los siglos XVII y XVIII.

Se ha especulado que detrás de la prohibición estaba el interés del estado argentino por adquirir la colección de Cambó y depositarla en uno de los grandes museos de Buenos Aires. Pero otras fuentes revelan que el gobierno argentino estaba a la espera del resultado de una investigación abierta por parte de la administración norteamericana, que sospechaba que Cambó habría obtenido una parte de su colección pictórica de forma fraudulenta, a través de una galería de arte suiza que podría haber comercializado las obras de arte saqueadas por el régimen nazi durante la primera fase (1939-1941) de la II Guerra Mundial a los judíos deportados y asesinados en los campos de exterminio y a los museos de arte de los países ocupados. 

La colección de pinturas de Cambó provoca un conflicto diplomatic entre Peron y Franco. Perón, Cambó y Franco en los años 40 del siglo XX. Fuente Wikipedia rutas Barcelona

Perón, Cambó y Franco en los años 40 del siglo XX. Fuente: Wikipedia

No obstante, García Lupo revela que en aquel contexto de incertidumbre, el embajador del régimen franquista español en Buenos Aires Manuel Aznar —abuelo paterno del expresidente del gobierno español José Maria Aznar— decidió actuar —oficialmente, por iniciativa propia— y, saltándose la prohibición, transportó personalmente los cuadros hasta la sede diplomática y, acto seguido, los embarcó ilegalmente en el barco Cabo de Hornos en dirección a España camuflados entre los utensilios personales de uno de los empleados de la legación. Esta estratagema generaría una crisis diplomática de grandes proporciones entre Buenos Aires y Madrid —que tenían firmadas alianzas comerciales—, cuya primera consecuencia sería la expulsión fulminante del embajador Aznar de territorio argentino.

Más información en esta conferencia magistral impartida en una logia masónica.

Conferencia MONUMENTS MEN...

10€por persona
10€por persona
  • Sábado 26 de octubre, a las 10 horas
  • Utiliza el botón RESERVAR de más abajo para inscribirte. Los pagos se realizan mediante tarjeta de crédito (con Paypal).